Un tratamiento al alma que ayudó a la recuperación de Nirza Ruiz

Para los colaboradores de Clínica Andes Salud Concepción, el bienestar de nuestros pacientes es el objetivo principal, sobre todo en estos momentos de pandemia donde la contención y apoyo es fundamental para sobrellevar la enfermedad. Hace algunas semanas, Nirza Ruiz Medina, dio positivo a COVID-19 y debido a algunas complicaciones del virus, fue hospitalizada de urgencia; desde ese momento su vida cambió; a pesar que confiaba en los profesionales, su corazón y preocupación estaba con su familia, principalmente en su hijo Cristóbal de 14 años.

Durante el proceso, se enteró que Cristóbal también fue diagnosticado de coronavirus. “Mi estado anímico estaba muy decaído, porque él sufre de una cardiopatía congénita, la parte emocional también era importante en mi recuperación; hasta que un día entró la doctora y me dijo:  la única manera que te levante de acá es que tu hijo esté contigo, entonces lo mandó a buscar y ambos fuimos atendidos por un equipo multidisciplinario de excelencia”. Además, comentó que lo más gratificante para ella fue el trato humanizado que recibió, siempre preocupados de sus avances y entorno.

“Fueron más allá de lo médico y me hicieron parte del proceso, me explicaron lo que tenia haciéndome participe de mi recuperación. Agradezco enormemente a todos los integrantes de la clínica; Kinesiólogos, Terapeutas Ocupacionales, Tens, Enfermeros, Médicos por la atención que me entregaron; con mi hijo estuvimos en manos de profesionales de primer nivel”. Así cerró uno de los capítulos más fuerte de su vida y a tres semanas de haber sido dada de alta junto a Cristóbal, se encuentran en casa completamente sanos y retomando sus actividades diarias.