Imagenología
Contact Center
Buscar

Noticias
Andes Salud

Incontinencia urinaria: ¿qué puede producirla?

  7 julio, 2023

Es una condición que puede ser frecuente, pero que no siempre es consultada oportunamente, por la sensación de vergüenza que provoca y la sensación de falsa normalidad . La incontinencia urinaria en hombres y mujeres puede gatillarse por distintos factores. ¿Sabes cuáles son? Infórmate más con Andes Salud. 

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina, debido a la incapacidad de controlar la vejiga, órgano que tiene como función almacenar la orina producida por los riñones hasta el momento de la micción. 

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, 200 millones de personas sufren de incontinencia urinaria a nivel global. Es un problema común que afecta a personas de todas las edades, pero es más frecuente en mujeres y en adultos mayores.

 

Existen diferentes tipos de incontinencia urinaria, cada una con sus características particulares: 

  • Incontinencia de esfuerzo: se produce cuando hay una debilidad en los músculos del piso pélvico que sostienen la vejiga y la uretra. Como resultado, cualquier presión abdominal adicional, como toser, estornudar, reír o levantar objetos pesados, puede causar escapes de orina
  • Incontinencia de urgencia: también conocida como vejiga hiperactiva, se caracteriza por una necesidad repentina y fuerte de orinar que es difícil de controlar. La vejiga se contrae de manera involuntaria, lo que provoca una urgencia inmediata para orinar y, en algunos casos, puede resultar en fugas de orina antes de llegar al baño. 
  • Incontinencia mixta: es la combinación de los dos tipos anteriores, es decir, la presencia de pérdida de orina tanto al realizar esfuerzos como ante una necesidad urgente de orinar. Es bastante común y puede ser más difícil de manejar, ya que implica una combinación de factores tanto de debilidad muscular como de hiperactividad de la vejiga.
  • Incontinencia por rebosamiento: ocurre cuando la vejiga no se vacía completamente durante la micción debido a una obstrucción parcial del flujo de orina. Como resultado, la vejiga se llena en exceso y puede haber pérdidas de orina constantes o frecuentes goteos.
  • Incontinencia funcional: en este caso, la persona tiene problemas físicos o cognitivos que dificultan su capacidad para llegar al baño a tiempo. Puede estar relacionada con enfermedades como la demencia, el Parkinson o la discapacidad física. 

¿Qué puede causar la incontinencia urinaria? 

Existen distintos factores que pueden aumentar el riesgo de experimentar esta condición. Como indica el doctor Rodrigo baeza  urólogo de Clínica Andes Salud, “el envejecimiento, el sobrepeso y la obesidad, ser fumador, tener a algún familiar que también ha experimentado incontinencia y enfermedades como la diabetes, embarazos, parto vaginales y recién nacido de gran peso son factores de riesgo para presentar esta condición”. 

 

En cuanto a las causas de la incontinencia urinaria, es posible nombrar: 

  • Debilidad de los músculos del suelo pélvico: estos músculos son responsables de sostener la vejiga y la uretra en su lugar. Si están debilitados, pueden no funcionar correctamente. La debilidad muscular puede estar asociada con el embarazo, el parto, el envejecimiento, la menopausia o la falta de ejercicio físico. 
  • Daño a los nervios: por lesiones en la médula espinal, esclerosis múltiple, diabetes, enfermedad de Parkinson o accidentes cerebrovasculares, la comunicación entre la vejiga y el cerebro puede alterarse.
  • Cambios hormonales: en las mujeres, la disminución de los niveles de estrógeno durante la menopausia puede debilitar los tejidos de la uretra y el tracto urinario, lo que puede contribuir a la incontinencia urinaria.
  • Infecciones del tracto urinario: pueden irritar la vejiga y causar un aumento en la frecuencia y urgencia 
  • Obstrucciones urinarias: generalmente provocadas por cálculos renales, tumores o la hiperplasia prostática benigna en los hombres, pueden interferir con el flujo normal de la orina y provocar incontinencia.
  • Medicamentos: algunos medicamentos, como los diuréticos, los sedantes, los antidepresivos y los bloqueadores de los canales de calcio, pueden afectar la función de la vejiga y contribuir a la incontinencia urinaria

¿Cuál es el tratamiento para esta condición? 

El tratamiento para la incontinencia urinaria dependerá de la causa subyacente y del tipo de incontinencia que se presente. 

Las acciones terapéuticas que se pueden utilizar de forma única o combinada, son principalmente: 

  • Ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico: los ejercicios de Kegel, que implican la contracción y relajación de los músculos del suelo pélvico, pueden ayudar a fortalecer los músculos que controlan la micción. 
  • Terapia conductual: se centra en modificar los hábitos y comportamientos relacionados con la micción. Puede incluir técnicas como el entrenamiento de la vejiga, donde se establecen horarios regulares para ir al baño y se van incrementando gradualmente los intervalos entre micciones. 
  • Medicamentos: los medicamentos antimuscarínicos pueden ayudar a relajar los músculos de la vejiga y reducir la urgencia urinaria. Otros medicamentos, como los agonistas adrenérgicos, pueden mejorar el tono muscular de la uretra y reducir la incontinencia de esfuerzo.
  • Dispositivos de contención: un ejemplo común es el uso de pesarios, que son dispositivos que se insertan en la vagina para apoyar y mejorar la función de la vejiga y la uretra o en el caso de los hombres, condones urinarios o los tapones uretrales, que se colocan sobre el pene para recoger la orina y prevenir fugas. 
  • Cirugía: en casos graves de incontinencia urinaria que no responden a otros tratamientos, se puede considerar la cirugía. Hay diferentes procedimientos quirúrgicos disponibles según el tipo y la causa de la incontinencia, que pueden incluir la corrección de la posición de la vejiga, el refuerzo de los músculos del suelo pélvico o la colocación de dispositivos como las cintas suburetrales.

Si tienes algún tipo de incontinencia urinaria, recuerda que consultar oportunamente puede ayudar a mejorar tu calidad de vida y comodidad. ¡Nuestros especialistas en ginecología, urología y Kinesioterapia de Andes Salud te guiarán en los próximos pasos!

 

 

  Noticias Relacionadas

Congreso cirugía del tobillo y pie reúne a 400 traum...

  29 mayo, 2024

La 44 edición del Congreso de Sociedad Española de Medicina y Cirugía del Pie y Tobillo (SEMCPT) ...

¿Te duele la espalda? ¡No lo dejes pasar!

  27 mayo, 2024

Aunque generalmente tiene origen musculoesquelético, el dolor de espalda también puede estar relacionado a otras ...

¿Qué es una angiografía de extremidades?

  24 mayo, 2024

Como especialistas en cirugía vascular, nos complace ofrecer un servicio integral que incluye una herramienta ...

Bomberos de Chile y Andes Salud firman convenio de c...

  16 mayo, 2024

En la Junta Nacional de Bomberos de Chile, el Presidente Nacional, Juan Carlos Field, recibió ...

Buscar

Para estar informado